MADERA DE SAMÁN:

Científicamente se le denomina Samán Pithecellobium. Se encuentra principalmente en zonas de clima caliente. Es una especie nativa de México y Centro América, que se extienden a otros países tropicales. 

Es de rápido crecimiento y debido a su durabilidad se usa principalmente para la ebanistería, hacer cajones, cercas y otros mobiliarios, también para construcción.

MADERA DE TECA:

La teca es un árbol frondoso de la familia de las verbenáceas que alcanza hasta 30 m de altura. Debido a su aceite natural y alto contenido de silicato la teca es extremadamente resistente a las condiciones climatológicas adversas, por esto es considerada una de las maderas tropicales exóticas más valiosas del mundo con gran demanda. Además, tiene alta rentabilidad, haciéndola un producto seguro en el que invertir.

Principalmente se usa en recubrimientos para yates, veleros y embarcaciones similares, muebles, gabinetes, molduras, perfiles, recubrimientos interiores, artesanías, entre múltiples usos que posee.

La teca se vende en las siguientes presentaciones:  Bloque, rolliza, tablilla para deck.

MADERA DE ACASIA:

Acacia es un género de árboles de la familia Fabaceae, por lo que exiten diversos tipos de acacia. La “falsa acacia” (Robinia Pseudoacacia), cuyo origen está principalmente en Norte América, aunque es normal encontrarla en zonas de clima templado, es la más común y a la que normalmente nos referimos al hablar de madera de Acacia.

La madera se utiliza para construir muebles de todo tipo: Mesas, sillas y demás artículos. También permite trabajar torneados y curvado de madera.

Al hablar de los atributos de la madera vemos que la densidad es pesada con una dureza muy dura, encontramos una durabilidad buena incluso a la intemperie y para finalizar buena resistencia bastante buena, capaz de resistir la humedad e incluso el ataque de insectos y hongos.